Reserva profesional

imagen de un candado

Los profesionales de la investigación privada se encuentran sometidos al compromiso del deber del secreto profesional, pues de esta manera se encuentra recogido en la Ley 5/2014, de 4 de abril, de Seguridad Privada, así como en los Estatutos de los colegios profesionales, e igualmente se refleja en las normas que establecen su código deontológico.

“Los detectives privados están obligados a guardar reserva sobre las investigaciones que realicen, y no podrán facilitar datos o informaciones sobre éstas más que a las personas que se las encomendaron y a los órganos judiciales y policiales competentes para el ejercicio de sus funciones.”

“Sólo mediante requerimiento judicial o solicitud policial relacionada con el ejercicio de sus funciones en el curso de una investigación criminal o de un procedimiento sancionador se podrá acceder al contenido de las investigaciones realizadas por los detectives privados.”